No puede realizar pedidos desde su país. United States

  • Web segura con certificación SSL

    Web segura con certificación SSL
  • Pago seguro PayPal

    Pago seguro PayPal
Blog navigation

Últimas publicaciones

intensidad del sonido

110 Puntos de vista 0 Me gusta

A muchos de nosotros y me incluyo, nos gusta la potencia del sonido al más alto nivel y quiero decir con esto que poner nuestro equipo a máxima intensidad puede acarrear consecuencias por el hecho de llevarlo al límite. Por eso quiero explicar en este post, eso que siempre hemos escuchado de los decibelios y las frecuencias, pero empecemos por los decibelios.

Los decibelios

Los decibelios (db) es una medida que se emplea para medir la intensidad sonora, a más decibelios más fuerte oímos la música o cualquier cosa que haga ruido y viceversa, pero muchas veces confundimos el volumen con los decibelios y es algo muy distinto, digamos que el volumen como su nombre indica es para lo que es, subir o bajar voz o subir de potencia.

Si pusiéramos a grabar un cd de música y lo hiciéramos con los decibelios muy bajos, a la hora de reproducir ese cd tendríamos que subir el volumen más de la cuenta para poder escucharlo.

Vamos a poner unos ejemplos del nivel de decibelios que pueden provocar algunas cosas para que tengamos una referencia y así podríamos compararlo con muestro equipo de música.

  • 30 dB: Seria algo parecido a un susurro suave.
  • 60 dB: Es cuando tenemos una conversación normal con alguien, o sea hablar.
  • 80 dB: Esta medida se asemeja a la radio del coche pero con el volumen alto.
  • 90 dB: Tráfico urbano en la ciudad.
  • 110 dB: Semejante a un trueno cuando cae cerca.
  • 140 dB: Es el ruido que hace el motor a reacción de un avión cuando se dispone a despegar.
  • 180 dB: Cuando despega un cohete de la nasa.

Con esta tabla tenemos unas guías de cómo puede afectar el nivel sonoro.

Cuando pasamos de los 100 decibelios el sonido puede ser bastante molesto y a partir de 120 en adelante la intensidad del sonido puede ser perjudicial para nuestros oídos.

Las frecuencias

Las frecuencias (Fz) que puede llegar a oír el ser humano ronda desde los 20hz hasta los 20.000hz (20Khz) todos los rangos fuera de estos niveles solo es posible de oír por algunos animales.

La importancia de las frecuencias en el sonido

Como se explica en el post de “cómo funciona un altavoz” las frecuencias solo existen en la energía alterna y no en la continua y es por ello que los altavoces trabajan con alterna.

Si tuviésemos un sonido constante de 1.000hz por ejemplo esta energía cambiaría su polaridad 1.000 veces por segundo y para hacer música tendríamos muchísimas más frecuencias por segundo más para conseguir la música.

A continuación os voy a mostrar unos ejemplos aproximados de frecuencias que afectan o desarrollan distintos altavoces.

Frecuencias en altavoces

  • 20hz. - 100hz. Subwoofer
  • 100hz. – 3.000hz. Woofer.
  • 3.000hz. – 20.000hz. Tweeter o motor de compresión.

Aunque pueden variar los ejemplos mostrados y dependiendo de los altavoces o del fabricante podemos encontrar equipos de sonido con altavoces de cono usados para reforzar las frecuencias altas que pudieran ser de 5Khz o 6Khz.

Si pusiéramos una frecuencia de 100hz por ejemplo a un tweeter, este no duraría ni 5 segundos en romper su membrana ya que esta membrana no está preparada para este tipo de frecuencia. Cuanto menos frecuencia, el altavoz moverá más el cono.

Hoy en día el sector del sonido está tan desarrollado que encontramos equipos más específicos, no es lo mismo un equipo para canto que un equipo para discoteca, pues este último tendría un buen refuerzo en frecuencias bajas, o sea más altavoces de rango subwoofer y woofer.

Publicado en: Los altavoces

Deja un comentario