Como reparar guardapolvos de altavoz

La reparación de un guardapolvos no es muy costosa ni mucho menos difícil, pues con un poco de paciencia y cuidado tendremos nuestro guardapolvos reparado y nuestro altavoz volverá a lucir como nuevo.

Despegamos el guardapolvos

Aspiramos disolvente con una jeringa para ir mojando cuidadosamente la zona donde está el pegado el guardapolvos que queremos quitar.

Repetimos la operación si fuese necesario sin mojar nada más que la zona a despegar ya que si mojamos otras partes como letras, estas podrían borrarse.

Guardapolvos altavoz

Debemos de tener cautela al tratar el disolvente ya que si nos cayera en los ojos sería algo grave.

Con la ayuda de una lámina de plástico podemos ir despegando el guardapolvos viejo metiéndolo poco a poco e ir despegándolo hasta conseguir sacarlo del todo.

El cerco de pegamento y residuos que nos ha dejado en el cono y que aun está mojado por el disolvente podemos quitarlo con el dedo frotándolo suavemente.

Pegamos el guardapolvos nuevo

Una vez esté el cono seco pasados unos minutos procedemos a pegar nuestro guardapolvos de recambio.

Podemos utilizar diferentes pegamentos, cianocrilato (súper glu) pero este puede presentar marcas blancas al final del proceso ya que contiene disolventes, pero una vez seco se puede disimular limpiándolo con un poco de alcohol.

Colocar un hilo de pegamento sobre el borde del guardapolvos si exceso y uniforme, colocarlo en el cono bien centrado y ponerle algo de peso encima por ejemplo un cenicero.

Se aconseja dejarlo así hasta el día siguiente para asegurar un pegado perfecto.